Tag Archives: arroz

Receta para un Cremoso Risotto de Vegetales y Setas

2 Feb Receta de Risotto de Vegetales y Setas

Receta de Risotto de Vegetales y Setas

El Risotto es como la pasta, una vez que tenemos éxito en su preparación se nos abre un mundo nuevo de posibilidades en la cocina, se puede hacer de mil maneras distintas y siempre, siempre va quedar bien. Es un plato que les gusta a todos. Lo más importante para la preparación después de tener el arroz adecuado es tener un buen caldo, preferiblemente hecho en casa ya que este es la base que le va dar el sabor al Risotto, complementado obviamente por los ingredientes frescos que escojamos para su elaboración.

El Arroz Arborio es un arroz muy cremoso por lo que no es necesario añadirle crema de leche. Los ingredientes pueden variar de acuerdo a lo que tengamos a mano o al gusto, al final de la receta dejo una lista de combinaciones sugeridas para preparar el Risotto. El siguiente puede convertirse en un Risotto básico eliminando los vegetales y setas, lo que podría usarse para las combinaciones sugeridas al final. 

Receta de Risotto de Vegetales y Champiñones

Dificultad: Mínima

Tiempo de preparación: 15 min.

Tiempo de Cocción: 22 min. 

Para 6 personas  

Ingredientes:

6 tazas de caldo de vegetales (o pollo)

1 cebolla grande cortada en cubos pequeños

2 dientes de ajo finamente cortados

1 cucharada de aceite de oliva

200 g de champiñones portobello en rodajas finas

200 g de champiñones blancos en rodajas finas

100 g de Setas Silvestres (Opcional)

125 g de brócoli

2 cucharadas de celery finamente picado

1 ½ tazas de arroz Arborio (para Risotto)

½ taza de vino blanco

Sal marina

Pimienta recién molida

3 cucharadas de cebollín finamente molido (cebolla verde)

4 cucharadas de mantequilla

½ taza de queso parmesano recién rallado 

Preparación:

En una olla calentar el caldo a fuego medio. El caldo debe estar caliente y a punto de ebullición durante todo el proceso de preparación del Risotto. 

Poner a calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en sartén grande con fondo a fuego medio alto, agregar los champiñones y saltear hasta que estén suaves, unos 3 minutos. Retirar los champiñones y su líquido y reservar.

En la misma cacerola agregar 3 cucharadas de mantequilla y la cucharada restante de aceite de oliva una vez calientes agregar la cebolla y saltear por 2 minutos, agregar el ajo y saltear 1 minuto más. Los siguientes 2 pasos son muy importantes. Agregar el arroz Arborio y saltear por 1 minuto (se debe notar que el arroz pasa de ser traslucido a opaco). Agregar el vino blanco y mezclar con el arroz por 1 minuto o hasta que se evapore el alcohol. En este punto el Risotto tomara 18 minutos más en estar listo. Una vez evaporado el alcohol agregamos ½ taza de caldo y mezclamos a fuego medio, es importante que el arroz se mantenga en un punto donde no hierva y no es necesario mezclar y mezclar sin parar, con hacerlo un par de veces entre caldo y caldo está bien. Una vez evaporado el caldo agregamos otra ½ cucharada y seguimos mezclando. Este mismo proceso lo vamos a repetir una y otra vez hasta que el arroz este al dente, aproximadamente unos 18 minutos desde que agregamos la primera ½ cucharada de caldo. Cuando tengas 8 minutos de haber agregado la primera ½ taza de caldo agregar los todos los vegetales menos el cebollín. 

Una vez el arroz este al dente, unos 18 min aproximadamente desde la primera ½ taza de caldo, se retira del fuego y se agregan los champiñones con su liquido, 1 cucharada de mantequilla, el cebollín y queso parmesano. Sazonar con Sal y Pimienta al gusto, mezclar bien y servir de inmediato. 

Se puede decorar con finas láminas de queso parmesano y Champiñones salteados. 

Otras combinaciones sugeridas:

Setas: Saltear las setas mezcladas con hierbas como el romero y tomillo. Mezclar con el Risotto básico y terminar con una pequeña cantidad de aceite de trufa. Decorar con setas y perejil finamente picado.

Cebolla y Salvia: Cebollas caramelizadas con unas cuantas hojas de salvia fresca mezcladas con el Risotto básico dan una combinación perfecta con pollo, pavo o cerdo.

Tomate asado: Asar tomates en el horno o al grill, puede ser cualquier variedad de tomate, sazone con hiervas como orégano o albahaca y mezclar con el Risotto básico.

Calabaza: Calabaza o calabaza asada, se prepara un puré con las calabazas y se agregan al Risotto básico junto a unas hojas de salvia.   

Mariscos: La combinación de mariscos favorita salteados en sartén y mezclados con el Risotto básico es excelente, también se debe sustituir el caldo por fumet (caldo) de pescado. En esta ocasión no se adiciona queso a la receta.

Espárragos: Anadir los espárragos cocidos y picados, sazonar con un toque de jugo de limón y la ralladura del mismo al Risotto básico.

Azafrán: Se deja en remojo unas hebras de azafrán en caldo de pollo a usar para el Risotto, con abundante queso parmesano. Es el Risotto milanesa.

¿Qué te parece la receta? ¿Preguntas? ¿Otras ideas? Déjalos en la sección de comentarios. Suscríbete al blog para recibir las nuevas recetas al momento de su publicación.

Comparte la receta con tus amigos, gracias! 

¡Disfruten y Bon Appétit!

 Recibe las actualizaciones de El Cocinero Aficionado en Facebook y Twitter. Únete a la conversación de hoy!

Anuncios

Receta de Arroz Blanco “Aliñado”

6 Ene Arroz Basmati

Arroz blanco

Arroz blanco

Ayer compartí la receta de Arroz Blanco “Básico” que uso generalmente como base para Arroz Chino o acompañante de comidas asiáticas. Hoy quiero compartir la receta de Arroz Blanco “Aliñado”, esta es la receta que mas preparo en mi casa ya que somos amantes del arroz y acompañamos casi todas las comidas con este. La diferencia entre esta receta y la básica es muy simple, esta receta queda con mas sabor.

Ingredientes:

2 tazas de arroz blanco (de grano largo y entero, yo uso jazmín)

3 tazas de agua

1 cebolla mediana cortada en mitad

¼ de pimentón rojo sin semillas (medio si es pequeño)

1 ají dulce (sin semillas) opcional

3 dientes de ajo cortados en 2 y machacados

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de sal

Un toque de tomillo (opcional)

Unas gotas de limón. 

Preparación:

Se lava el arroz y se cuela bien. Se calienta una olla o sartén mediano con tapa, se agrega el aceite y una vez que está caliente se sofríen los ajos, se doran sin dejar de moverlos para evitar que se quemen a fuego medio, se agrega el arroz y se mezcla bien de forma constante hasta que comience a dorarse ligeramente a fuego alto. Se agrega el agua y la sal junto con los demás ingredientes. Se deja tapado hasta que hierva (a fuego alto). Una vez que hierve se quita la tapa y se sigue cocinando a fuego medio hasta que el agua se reduce por debajo del nivel del arroz (el agua hirviendo baja del nivel de la superficie del arroz y se forman huecos en la superficie de este, se ven burbujas que se forman en los huecos de la superficie del arroz). Se tapa la olla nuevamente y se cocina a fuego bajo por 10 minutos. Luego apaga el fuego y se deja tapado por 10 minutos más. Por último, pasado los 10 minutos se destapa y remueve el arroz con un tenedor.

 Tips:

–          Si se necesita el arroz frio para alguna preparación (por ejemplo arroz chino). Se agrega el arroz en un recipiente con agua con hielo, se deja enfriar y se cuela bien. De esta forma paramos el proceso de cocción lo que evita que quede blanco el arroz y se enfría de inmediato.

–          Recomiendo no eliminar la Sal de la preparación, si se quiere es mejor bajar la cantidad de sal pero eliminarla por completo va a dejar el arroz sin ningún tipo de sabor.

–          Si el arroz se va a usar como base para una preparación asiática, se debe agregar ½ o 1 cucharadita de mantequilla.

–          Se puede reducir la receta a la mitad, de ser así alcanzaría para unas 3 tazas de arroz cocido, también hay que tener en cuenta que el arroz se puede guardar en la nevera por unos 2 días y se mantiene perfecto. Por esta última razón siempre cocino 2 tazas.

–          ¿Se le quemó el arroz? Introduzca un pedazo de pan en el medio. Tape la olla por cinco minutos y el pan absorberá el sabor a quemado. Esto mismo se hace cuando se pasó de sal.

–          Si quieres un arroz blanco sueltico, agrega unas gotas de zumo limón a la cocción mientras se cocina, no es conveniente removerla pues eso ocasionará que se pegue. Esto también sirve para que el arroz no se pegue a la olla

–          Apagaste el fuego y te diste cuenta que el arroz quedó crudo? Cúbrelo con un paño húmedo y tápalo, déjalo reposar durante algunos minutos, con esto tu arroz estará bien cocido.

¿Qué te parece? ¿Preguntas? ¿Otras ideas? Déjalos en la sección de comentarios

Compártela con tus amigos en Twitter y Facebook, gracias!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Disfruten y Bon Appétit!

 Recibe las actualizaciones de El Cocinero Aficionado en Facebook y Twitter. Únete a la conversación de hoy!

Receta “básica” de Arroz Blanco

5 Ene

Este es uno de los platos que prepare con más frecuencia, es el acompañante perfecto para las comidas guisadas, asiáticas, a la plancha, al grill etc. también lo uso como ingrediente para salteados, arroz chino y muchos otros platos. Me encanta con frijoles negros o colorados.

Ingredientes:

2 tazas de arroz blanco (de grano largo y entero, yo uso jazmín)

3 tazas de agua

1 cucharadita de sal

Preparación:

Se colocan los ingredientes en una olla o sartén mediano con tapa, se deja tapado hasta que hierva (a fuego alto). Una vez que hierve se quita la tapa y se sigue cocinando a fuego medio hasta que el agua se reduce por debajo del nivel del arroz (el agua hirviendo baja del nivel de la superficie del arroz y se forman huecos en la superficie de este, se ven burbujas que se forman en los huecos de la superficie del arroz). Se tapas la olla nuevamente y se cocina a fuego bajo por 10 minutos. Luego apaga el fuego y se deja tapado por 10 minutos más. Por último, pasado los 10 minutos se destapa y remueve el arroz con un tenedor.

Tips:

–          Si se necesita el arroz frio para alguna preparación (por ejemplo arroz chino). Se agrega el arroz en un recipiente con agua con hielo, se deja enfriar y se cuela bien. De esta forma paramos el proceso de cocción lo que evita que quede blanco el arroz y se enfría de inmediato.

–          Recomiendo no eliminar la Sal de la preparación, si se quiere es mejor bajar la cantidad de sal pero eliminarla por completo va a dejar el arroz sin ningún tipo de sabor.

–          Si el arroz se va a usar como base para una preparación asiática, se debe agregar ½ o 1 cucharadita de mantequilla.

–          Se puede reducir la receta a la mitad, de ser así alcanzaría para unas 3 tazas de arroz cocido, también hay que tener en cuenta que el arroz se puede guardar en la nevera por unos 2 días y se mantiene perfecto. Por esta última razón siempre cocino 2 tazas.

–          ¿Se le quemó el arroz? Introduzca un pedazo de pan en el medio. Tape la olla por cinco minutos y el pan absorberá el sabor a quemado. Esto mismo se hace cuando se pasó de sal.

–          Si quieres un arroz blanco sueltico, agrega unas gotas de zumo limón a la cocción mientras se cocina, no es conveniente removerla pues eso ocasionará que se pegue. Esto también sirve para que el arroz no se pegue a la olla

–          Apagaste el fuego y te diste cuenta que el arroz quedó crudo? Cúbrelo con un paño húmedo y tápalo, déjalo reposar durante algunos minutos, con esto tu arroz estará bien cocido.

¿Qué te parece? ¿Preguntas? ¿Otras ideas? Déjalos en la sección de comentarios

Compártela con tus amigos en Twitter y Facebook, gracias!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Disfruten y Bon Appétit!

 Recibe las actualizaciones de El Cocinero Aficionado en Facebook y Twitter. Únete a la conversación de hoy!

Tips sobre Granos, Pastas, y Harinas

6 Oct

  • ¿Se le quemó el arroz? Introduzca un pedazo de pan en el medio. Tape la olla por cinco minutos y el pan absorberá el sabor a quemado. Esto mismo se hace cuando se pasó de sal.
  • La harina se debe almacenar en un lugar fresco e idealmente no debe ser conservada por mucho tiempo porque pierde sus características, verifique siempre la vida útil.
  • Un buen hábito es revisar con varios días de anticipación la receta que deseamos elaborar de esta manera nos aseguramos que contamos con todos los ingredientes.
  • Si quieres un arroz blanco sueltico, agrega unas gotas de zumo limón a la cocción mientras se cocina, no es conveniente removerla pues eso ocasionará que se pegue.
  • Para que los omelets o tortillas queden esponjosas basta con batir los huevos echándoles un poquito de leche y agua.
  • Para saber si el aceite está suficientemente caliente para empezar a freír, basta con colocar un diente de ajo; si se dora es que ya está listo. También podemos probar colocando una cuchara de palo, si se hacen burbujitas en su entorno entonces ya está.
  • Al pasar el tiempo el arroz o los garbanzos se pueden llenar de animalitos, para que no ocurra esto guardarlos en un envase hermético junto a un diente de ajo.
  • Apagaste el fuego y te diste cuenta que el arroz quedó crudo? Cúbrelo con un paño húmedo y tápalo, déjalo reposar durante algunos minutos, con esto tu arroz estará bien cocido.
  • Para que el arroz no se pegue a la olla, simplemente agregar una cucharada de jugo de limón al agua donde se hervirá.
  • Si necesitas agregar más aceite cuando estés salteando, ponlo en el borde de la sartén para que cuando llegue a los ingredientes que estás cocinando ya esté caliente.
  • Al hervir el agua para pasta, no utilices aceite: este hará que la salsa no se pueda adherir a la pasta.
  • Cada vez que cocines pasta, retira un poco del agua en el que la herviste antes de colarla. Cuando agregues la salsa que escogiste a los fideos, añade un poco de este líquido. Esto ayuda a que la salsa de amalgame; el almidón en el agua le aporta cuerpo y cremosidad.
  • Si al agregar una cucharadita de polvo de hornear en un recipiente con agua caliente este no hace reacción entonces se debe desechar porque está dañado.
  • Cuando se cocina en una cazuela de barro, la temperatura debe ser un poco más alta que cuando se cocina en recipientes de otro material. Si se conserva la misma temperatura, el tiempo de cocción debe ser un poco mayor.
  • Para evitar olores, mi recomendación es colocar en una olla pequeña agua, canela, cáscara de naranja y un poco de vainilla. Deja hervir la preparación a fuego suave mientras estás cocinando. Verás cómo el ambiente cambia.
  • Cuando se trabaja con masa, cubre tus manos con aceite de oliva para evitar que se pegue.
  • Para devolver al pan de sal la frescura que tienen cuando están recién comprados, envuélvalos en una toalla de tela ligeramente mojada y métalos unos segundos en el horno a baja temperatura. Cuando los saque habrán recuperado su frescura y estarán crujientes y calientes. 

Espero que les puedan servir las técnicas y los consejos para que disfruten del placer de cocinar.. Pronto tendremos más recetas y consejos.

¿Tienes algún consejo o sugerencia para compartir? Bienvenido sea!

A %d blogueros les gusta esto: